Por último

"...haber estado complicado con el viento que siempre tiene razón,
con la tierra y el agua y con la hierba que siempre tienen razón."
(R.G.A.)

22.4.08

Treguas

Que se viene un nuevo paro del campo, que faltará-de-todo pcollageorque ahora "será en serio", que el dolar se dispara, que la inflación se desata, que el ministro y el gobierno tambalean, que la violencia escolar va en aumento y es un "síntoma inequívoco de...", que en cualquier momento llegan el resto de las plagas de Egipto....

Chismes, rumores, fantasmas para atemorizar, para confundir, para alejarnos de nuestra propia reflexión, desde nuestra propia vida.campo

No somos una generación de timoratos, aún cuando los haya y en abundancia. Hemos apostado y en consecuencia ganamos y perdimos (y perdimos muchas veces), y tenemos memoria, que también como nuestra vida, crece, se alimenta, se reproduce o muere. Pero: ¿se puede vivir sin tregua?. ¿Acaso no lo intentamos?, ¿acaso lo deseamos realmente?.

"Navegar é preciso; viver não é preciso". (Pessoa - Caetano Veloso)

"¡Quemar las naves!". (¿Alejandro Magno?, ¿Hernán Cortez?)

Vivir para que valga la pena vivir, esforzarse y luchar contra "esa servidumbre vegetal de la sangre" que alertaba Pound.

Aún cuando estemos como Machado "... en paz con el mundo y en guerra con mis entrañas".

Esta tierra nuestra no es un lugar fácil (¿alguna lo será?), el trabajo nos desgasta, aún cuando amemos lo que hacemos. ¿Debería ser de otro modo?. Hubo una época en que teníamos casi todas las respuestas, después descubrimos que nos faltaban preguntas y la cosa se complicó. Aún así, intentamos dar nuestra palabra, sin certezas a la vista. Eso que aparece día a día en los medios de comunicación, ese concepto escurridizo llamado realidad al que muchos creen tener "atado y bien atado", por momentos nos asfixia, mucho más que el humo de las miles de hectáreas quemadas en estos días. y en ese estado de aparente indefensión reaccionamos desde nuestra pobre verdad con ánimo de revancha y venganza. Somos maestros de la conspiración y detectives sagaces de culpas ajenas. Si conservamos humor, o aún el destilado agrio de la ironía o el elegante veneno del cinismo, podremos compartirlo. De lo contrario, lo pagan nuestras entrañas claro, porque el mundo, la realidad, sigue corriendo por su cuenta. Más vale entonces recordar, crear y compartir, por aquello de "pasarlo por el corazón", porque es preciso vivir para navegar y navegar para seguir viviendo. A cada uno su tregua y su combate entonces.

tregua

soy el que inflama un cordón de pólvora

y regresa mutilado de la explosión

soy el que arroja truenos por la boca

y vuelve trasigado por el vendaval

soy el que alienta y reparte sus furias

y contabiliza sus restos y sus pérdidas

no podría decir: lo he perdido todo,

no puedo asegurar: soy el vencedor,

pido esta tregua, una breve distracción

entre juegos feroces que juego con el mundo

y en esta tregua, enmudezco, me distiendo

y escucho al doble mundo renacer.

1 comentario :

  1. Verboamericaabril 24, 2008

    Hola:
    ... faltó el dicho:
    Para recorrer el mundo entero
    sin dinero,
    ¡Marinero!

    ResponderEliminar

los comentarios son bienvenidos...